¿Cuidas tu marca personal offline?

cita marca personal

 

Hoy en día oímos hablar continuamente de marca personal, la marca personal es lo que piensan de ti aquellos que te conocen, y la idea que se hacen de ti aquellos que no te conocen. El otro día leía un tuit con una frase de Alfredo Vela @alfredovela que decía que tu marca personal es lo que aparece cuando escribes tu nombre en google.

 Estoy de acuerdo con esa afirmación, google lo sabe todo (o casi todo) de nosotros, y por eso debemos estar atentos y monitorizar la información sobre nuestra persona que aparece en dicho buscador. Pero hoy quiero ir más allá: quiero pensar, que de la misma forma que todos tenemos una “doble vida”, en las redes y fuera de ellas, también nuestra marca personal tiene una doble vertiente, online y offline.

 A veces me da la impresión de que estamos muy preocupados por cuidar y construir una marca personal online, pero descuidamos esa faceta en la vida real. Craso error. Puede que tu comportamiento fuera del mundo virtual no se difunda con tanta facilidad como en la red, pero estoy totalmente de acuerdo con la frase de Goethe que encabeza este artículo, nuestro comportamiento deja huella en aquellos que lo observan y puede dar una imagen realmente fiel de lo que somos. Te pondré algunos ejemplos de lo que, a mi parecer, es una marca personal offline mal gestionada.

COMPORTAMIENTOS QUE DAÑAN TU MARCA PERSONAL OFFLINE

 1. Interrumpir constantemente a tu interlocutor durante una conversación: No sé si esto es algo que tú haces o no haces con frecuencia. Todos interrumpimos de vez en cuando, pero seguro que te ha pasado eso de estar hablando con alguien y que apenas te deje meter baza.

 ¿Cómo se traduce esto en la marca personal? Muy sencillo, este comportamiento delata que la persona que actúa así es egocéntrica y sólo valora sus propias experiencias y opiniones, que no sabe escuchar. Si una persona se comporta así en su vida personal, ¿Cómo crees que lo haría en el mundo virtual o en su entorno profesional? Seguramente de la misma forma. Será una persona incapaz de trabajar en equipo sin tratar de imponer su criterio. Por no hablar de su torpeza a la hora de captar y satisfacer las necesidades de un cliente. En términos de empleabilidad, yo si fuera reclutadora no la contrataría, ¿Y tú?

2.    Escuchar la radio o música en un lugar público sin utilizar los auriculares: Desgraciadamente ahora con los smartphones, los mp3 y las tabletas, todos llevamos encima aparatos que nos permiten escuchar música o una emisora radiofónica en cualquier momento. No malinterpretes esta afirmación, la música hace que la vida sea más agradable, yo misma llevo siempre conmigo mi mp3, pero el problema viene cuando intentamos imponer nuestro criterio haciendo que todo el mundo a nuestro alrededor tenga que escuchar lo que nos gusta a nosotros. Lamentablemente, este comportamiento está cada vez más generalizado.

¿Cómo se traduce esto en la marca personal? Una vez más, nos encontramos ante una persona que tratará de imponer su criterio en situaciones tanto personales como profesionales y por tanto, que no conseguirá buenos resultados cuando se trate de trabajar en equipo o adaptarse al punto de vista de los demás. Vamos, otra que yo no contrataría ni querría en mi círculo de amistades.

público

3. Hablar continuamente cuando se asiste como público a algún tipo de espectáculo o conferencia: Vamos a ver, si eres público, eres público, limítate a escuchar y a participar cuando así te lo requieran. Has acudido a ese evento para ser receptor del mensaje, aprovéchalo y trata de sacarle el máximo jugo posible.

¿Qué dice este comportamiento en cuanto a marca personal? Pues más de lo mismo, denota una incapacidad para la escucha activa que difícilmente jugará a favor de esa persona en situaciones en las que tenga que interactuar con otra gente.

Podría poner muchos más ejemplos de comportamientos inadecuados que dejan huella en las personas que se cruzan con nosotros y que por tanto, perjudican nuestra marca personal offline, pero de momento creo que con estos 3 ya es bastante. Eso sí, te quería preguntar, ¿Qué otros comportamientos y acciones crees tú que pueden perjudicar o beneficiar a la marca personal offline? Anda, sé bueno y cuéntamelo en los comentarios.

Para terminar, y sin ánimo de ser moralista, quiero darte algunos consejos muy básicos con objeto de que tu marca personal offline ayude a tu fantástica marca personal online. Espero que te sirvan.

CÓMO CONSEGUIR QUE TU COMPORTAMIENTO ENGRANDEZCA TU MARCA PERSONAL

  •  Donde fueres haz lo que vieres: Este refrán es tan antiguo que ya lo utilizaba mi abuela, pero es eficaz. Eso sí, asegúrate de imitar a las personas que se comportan adecuadamente y que dejan buen sabor de boca en los demás en cada caso concreto. A los que estén haciendo el cafre, ni caso.
  • Desarrolla tu saber estar: Sí, el saber estar no es sólo aquella cualidad que ensalzaba tanto Jose Luis Moreno cuando presentaba a un artista (¡uh, uh, uh, uh!). El saber estar es simplemente, la capacidad para comportarte adecuadamente en función de la situación en que te encuentres. Es fácil, utiliza tu sentido común, que como te decía aquí, es el menos común de todos los sentidos. En pocas palabras: un tiempo para cada cosa y cada cosa a su tiempo. Si toca divertirse, pásalo bomba, si toca ponerse serio, que a serio no te gane nadie.
  • Sé agradecido: Si te hacen un favor, no te conformes solamente con dar las gracias, a veces es suficiente porque los favores hay que hacerlos sin esperar nada a cambio, pero si puedes, trata de corresponder o de devolver el favor. Seguro que de esa manera dejarás una buena impresión muy duradera en la otra persona.

Así que ya sabes, está muy bien que te preocupes por tu marca personal en la red, pero no descuides nunca tu comportamiento fuera de ella, nunca se sabe quién te puede estar observando, aunque no sea google.

¡Ah! Por cierto, que si compartes esta entrada en las redes sociales, te estaré eternamente agradecida y sabré recompensarte 😉

¿Qué comunican tus perfiles en redes sociales?

cita viaje paso

 

He decidido utilizar esta cita del filósofo chino Lao Tsé para ilustrar lo que supone para mí el inicio de esta aventura, porque comenzar un blog es eso, ni más ni menos, una aventura, un viaje, espero que largo, en el que confío en ir conociendo gente por el camino logrando así un enriquecimiento mutuo.

 Y como tenía que dar ese primer paso, me he preguntado: ¿Por dónde empiezo? La respuesta ha venido a mí rauda y veloz: Por el prinicipio. Puede parecer una perogrullada pero creo que será lo mejor, así que voy a dedicar esta primera entrada a la forma de comenzar en las redes sociales: el perfil de usuario.

 Puede que tú seas una de esas personas a las que sus amigos y conocidos le han repetido hasta la saciedad eso de:

– “Entra en el siglo XXI y ábrete ya una cuenta de facebook, o de twitter, o de linkedin…”.

 Y a lo mejor tú te resistes porque prefieres mil veces la comunicación cara a cara frente a la frialdad de una comunicación virtual. Pero es tanta la insistencia de la gente a tu alrededor que al final has empezado a pensar:

 – “¿Y si lo hago? Total, tampoco pierdo nada. Me creo un perfil con mi nombre y apellido, sin foto, y así por lo menos puedo ver las novedades y mensajes de mis amigos”.

 Error. Aunque creas que un perfil así no va a ninguna parte lo cierto es que todo lo que haces en internet va dejando un rastro, y todas tus acciones en las redes sociales comunican algo de ti. Te guste o no.

 Por ejemplo: ¿Qué dirías que comunica un perfil como este?

 

perfil vacío

 

Pues aunque te pueda parecer increíble, muchas cosas. Refleja dejadez, abandono, que su propietaria deja las cosas a medias, sin terminar. También pasividad y falta de iniciativa. Si te vas a crear un perfil en las redes sociales con intención de dejarlo así, mejor quédate fuera de este mundillo porque lo que dirá de ti no será demasiado bueno.

 Entonces me dirás:

 – “Jo, ahora que ya me había decidido… Vas tú y me quitas la ilusión.”

 Para nada, no es mi intención. Creo que tener presencia en las redes sociales es hoy en día una decisión acertada, tanto si lo haces como particular para desarrollar tu marca personal y controlar la información que figura sobre ti en internet, como si lo haces para otorgar una mayor visibilidad a tu negocio. Pero eso sí, y este consejo vale para todos los ámbitos de la vida, si decides hacerlo, hazlo bien.

Aquí van algunos consejillos para que tu perfil comunique cosas buenas de ti:

 1. Incluye foto y cuídala.

 Se recomienda que pongas una foto en la que des una imagen amigable, a ser posible sonriente.

Vaaale, ya sé que la foto mía que figura en este blog no cumple todas esas características, pero bastante tenía yo con mantener los ojos abiertos cuando salía el flash. Pero os puedo asegurar que soy amigable, aunque a veces en las fotos no lo parezca. Podéis comprobarlo contactándome en mis redes sociales :).

Si se trata de un perfil de negocio o empresa utiliza una imagen del logo que sea de buena calidad.

 2. Rellena tu biografía o los datos de tu negocio lo más detalladamente posible.

 Piensa que tus perfiles en redes sociales los van a ver no sólo tus amigos que ya te conocen de sobra, sino también personas que no saben nada de ti pero que pueden estar interesados en conocerte mejor a ti o a tu negocio. Pónselo fácil. Procura que lo que descubran de ti sea porque tú se lo facilitas, que no tengan que ir a buscar a otros sitios informaciones que pueden ser erróneas.

 3. Pon mucha atención a las palabras que utilizas y por favor, ¡No cometas faltas de ortografía!

 Las palabras lo son todo en la red y además, no se las lleva el viento. Lo que publiques puede dejar una huella imborrable así que léelo dos veces antes de darle al botón “publicar” y si tienes duda de cómo se escribe una palabra, cámbiala por un sinónimo o búscala en un diccionario. ¡No me dirás que es difícil consultar un diccionario en internet!

 La verdad es que me asombra la cantidad de gente que incluso ostentando puestos importantes, descuida la ortografía en sus comunicaciones. (Nota mental: escribir un post sobre esto en el futuro)

 4. Una vez que tengas creado el perfil, no lo abandones, él nunca lo haría.

 La constancia es fundamental para dar una buena imagen en las redes sociales, si publicas hoy y te olvidas hasta dentro de un mes, no sirve de nada. La sensación de dejadez y abandono flotará de nuevo en el aire.

 Planifica bien a qué tipo de público te diriges y busca contenidos que puedan interesarles, la periodicidad en tus publicaciones les demostrará que piensas en ellos y les tienes en cuenta. A nadie le gusta que se olviden de uno, ¿no?

 UN EJEMPLO DE BUENAS PRÁCTICAS

 Para terminar, voy a poneros un ejemplo de un perfil que en los últimos días ha llamado la atención por su acertada forma de comunicar, esta vez en twitter: se trata del perfil del CEO de la compañía aérea Air Asia que ha sido noticia en los últimos tiempos tristemente por la desaparición de uno de sus aviones.

 Ante una situación tan delicada Tony Fernandes @tonyfernandes ha sabido actuar con gran tacto en todas sus comunicaciones y además ha realizado un cambio en el perfil que puede parecer sutil pero que dice mucho de su sensibilidad: ha cambiado el color rojo habitual del logotipo de Air Asia por un color gris en señal de luto.

tony fernandes air asia

 Si se hace a tiempo, una modificación de este tipo puede decir mucho a favor del que la realiza. Te animo a que sigas su perfil de twitter y tomes nota de lo acertado de sus comunicaciones.

 Bueno, y para ser un primer post creo que ya me he alargado bastante así que me despido, pero prometo volver. Eso sí, antes quería preguntarte: ¿Cuáles dirías tú que deben ser los requisitos que debe cumplir un perfil en las redes sociales para que podamos decir que realiza una buena labor de comunicación?