Por qué debes comentar en esta entrada

cita diálogo

 

No te asustes, no me quiero poner exigente ni mandona. Pero estoy segura de que lees multitud de blogs y comentas en muy pocos, si es que lo haces, ¿A que sí? No te preocupes, a mí también me pasa. La verdad es que llevamos una vida tan acelerada que estamos leyendo un post y ya estamos pensando en el siguiente que tenemos que leer o en la próxima cosa que tenemos que hacer. Y eso no es vida.

Por eso en esta entrada pretendo darte argumentos para convencerte de que debes comentar más en los blogs que lees, incluyendo éste 😉

EMPIEZO POR DARTE UNOS DATOS…

Este blog lleva activo poco más de 4 meses y medio. En este tiempo he publicado 21 entradas (ésta será la número 22), una por semana, ¡Felicítame por mi constancia en los comentarios ;)! Y he recibido 39 comentarios. Como ves, son pocos. No llegan a 2 por post. Y eso contando los que yo misma he escrito para contestar a los que me han dejado: Aquí tienes otra razón para comentar: ¡Siempre contesto! Alguna vez puede que tarde un par de días, pero siempre lo hago.

Si acudo a las estadísticas que Google Analytics me da sobre mi blog veo que las entradas más visitadas en el último mes han sido:

Dos de estos 3 artículos, dos están categorizados dentro de “Redacción” por lo que veo que es uno de los temas que más gustan a mis lectores. Quizá porque también es uno de los temas en los que más experiencia tengo ya que he trabajado como redactora durante más de 7 años. Pero voy al grano, que ya me estoy yendo por las ramas, como siempre.

No recibo tantos comentarios como me gustaría, así que me he decidido a escribir este post dándote razones para que me los dejes y ver si así el blog bate su propio récord de comentarios recibidos. ¡Alla voy!

POR QUÉ DEBES COMENTAR EN ESTE POST

egocentrismo

  1. Por egocentrismo: Sí, venga, reconócelo, a ti también te gusta que te tomen en cuenta. Puede que seas un lector asiduo a mi blog y si es así, como diría @jjdiazaparicio “quiero conocerte”. Seguro que a ti también te gusta que te conozcan y a lo mejor no sabes muy bien cómo darte a conocer a una desconocida como yo… ¡Qué mejor que con los comentarios!
  2. Porque es posible que tú también tengas un blog o una página web: Si me dejas un comentario, verás que en el formulario hay un espacio para que dejes la dirección de tu blog o web y una vez hecho esto te aseguro que soy una persona curiosa (me gusta más esta denominación que la de “cotilla”) y antes o después pincharé en ese enlace y curiosearé un poco por tu página que además es posible que me encante. Con lo cual sólo por haberme dejado el comentario ya estás incrementando las visitas a tu sitio.
  3. Porque te gusta ejercer tu derecho a la libertad de expresión: Sí ésa que está reconocida en el artículo 20 de la Constitución y que muchas veces nos quejamos de que no nos dejan ejercer como es debido, ¡Vaya ahora me ha salido la vena de jurista! Pues si alguna vez te has quejado de esto, te anuncio una buena noticia: No coartaré tu libertad de expresión, claro, eso siempre que no me hagas spam ni me faltes al respeto. Aceptaré todas tus opiniones y críticas aunque no las comparta.
  4. Por reciprocidad: Está claro que lo mejor es hacer el bien sin esperar nada a cambio pero para qué nos vamos a engañar, un poco interesados sí que somos, ¿A que sí? ¿A que a ti también te gustaría que tu blog recibiera más comentarios? Pues una buena forma de empezar a conseguirlos es dejar comentarios en otros blogs cuyos autores seguramente te devuelvan la visita y el comentario. Prueba y verás que es una regla que casi siempre funciona.
  5. Porque eres una persona realmente participativa: Te encanta dar tu opinión y participar en todo aquello que te interesa, y este blog te interesa, ¿A que sí? Pues me puedes contar en los comentarios que es lo que más y lo que menos te gusta de él, seguro que me sirve de mucho y al mismo tiempo tú te quedas a gusto. Creatividad
  6. Porque eres una persona con muchas ideas: Ideas que seguro que me pueden ayudar a crear nuevos contenidos para el blog. Coméntame de qué te gustaría que hablase, qué otros temas crees que podrían encajar bien en el blog, por qué te interesan, qué echas en falta…No te puedo asegurar que vaya a llevar a la práctica todas tus propuestas (es probable que no sepa ni media palabra de algunos de los temas que me plantees) pero sí que te prometo escuchar tus propuestas e interesarme por esos temas que sugieras y sean hasta ahora desconocidos para mí.
  7. Porque este blog no tiene sentido sin la participación de sus lectores: No abrí este blog con la intención de dar clases magistrales desde esta tribuna, ¡Dios me libre! No tengo nada en contra de las clases magistrales pero no me considero lo suficientemente ducha en la materia como para poder impartirlas. Lo abrí fundamentalmente para aportar algo desde mi humilde posición a este mundillo y para seguir aprendiendo. Aprendiendo de ti, de lo que me puedas aportar con tus comentarios.
  8. Porque eres muy buena gente y me quieres ayudar a cumplir mi objetivo: Sí, el objetivo ése que te he dicho antes de que esta entrada bata el récord de comentarios del blog. Bueno, si te soy sincera también me vale que comentes en entradas anteriores que se encuentran muy solitas y huérfanas de comentarios. Y por supuesto, en todas las que vendrán a partir de ahora.
  9. Porque quieres que este blog siga adelante. Y no te preocupes, va a seguir. No soy de las que se rinden fácilmene pero reconozco que siempre viene bien recibir un empujoncito por parte de tu público. Ya he comentado alguna vez por aquí que soy gran aficionada al teatro y como tantas veces dicen los artistas: a todos nos gusta que nos quieran. Los comentarios son a un blog lo que los aplausos a una obra de teatro, la gasolina que nos ayuda a seguir al pie del cañon día tras día ( en este caso semana tras semana), y en este caso ni siquiera hace fata que sean comentarios positivos, aunque ésos siempre se agradecen 😉
  10. Porque te has sentido identificado conmigo en todo lo que digo en esta entrada. También puedes comentar para decirme eso, que siempre sabe bien no sentirse solo y saber que no eres el único al que le pasan determinadas cosas y las sientes de una determinada forma.

Bueno, creo que ya te he dado razones suficientes, para que me dejes un pequeño regalito en el formulario de aquí abajo, ¿No?