Los posts flojos a veces también ayudan.

¿Te ha gustado? Compártelo

posts flojos

Esta semana me voy a permitir una entrada más corta. Ha sido para mí una auténtica semana de locos sin tiempo para nada y la verdad es que no me había dado tiempo a preparar ni casi ponerme a pensar en el contenido del post semanal. Tenía pensado no publicar pero de repente me asaltó una pregunta, ¿los post flojos ayudan o perjudican? Así que he decidido analizar esta cuestión.

LA NORMA GENERAL EN CUANTO A POSTS FLOJOS

No te asustes. Con este artículo no quiero incitar a nadie a escribir obviedades, chapuzas, mierdas, en una palabra sólo por seguir publicando.

Todos tenemos miles de cosas que hacer y no podemos o no debemos perder el tiempo escribiendo o leyendo contenidos que no aportan nada.

Ésa es la regla general, pero como toda regla general también tiene sus excepciones.

  • Un post algo más flojo de vez en cuando no es censurable. No somos máquinas y no podemos estar siempre al mismo nivel. No te fustigues si no consigues publicar siempre con la misma calidad. Es normal.
  • Hay posts flojos y posts flojos. Me explico: una cosa es una entrada que no aporta absolutamente nada y otra un artículo del que aunque no llega a los estándares de calidad habituales, se puede sacar alguna enseñanza. Como espero que pase con éste.
  • ¿No serás demasiado exigente contigo mismo? La autoexigencia y el perfeccionismo están muy bien pero debes tener en cuenta que no todo el mundo utiliza la misma vara de medir. Quizá lo que para ti es flojo para otra persona esté muy bien.

LAS RAZONES POR LAS QUE LOS POSTS FLOJOS TAMBIÉN AYUDAN

posts flojos

Dicho lo anterior te voy a dar algunas razones por las que publicar un post algo más flojo de vez en cuando puede incluso ayudarte:

Da una imagen más humana de ti: Y por eso mismo te puede acercar a los lectores. No olvides que un blog es ante todo una plataforma de comunicación y sobre todo una plataforma de comunicación más informal que otros medios. Tal informalidad permite una manga un poco más ancha. Si tus lectores perciben tus debilidades o tus dificultades se sentirán más cercanos a ti y por tanto más fieles.

Te permite un ejercicio prueba-error: Un blog es también una de las mejores plataformas que existen para la experimentación. La reacción de tus lectores te dará la medida de hasta qué punto debes publicar aunque el contenido no sea TAN bueno o si es mejor que te abstengas de hacerlo.

♦ Te mantiene en forma: Yo no soy muy deportista pero conozco a varias personas que sí lo son y cualquiera de ellas te diría que el entrenamiento es necesario aunque no siempre te salga tan bien como te gustaría. Con la creación de contenidos de calidad pasa igual y, ¿qué mejor entrenamiento que publicar con asiduidad en tu blog?

♦ Demuestra tu constancia: No me cansaré de repetirlo. La constancia es clave en muchos aspectos de la vida, entre ellos para mantener un blog. A veces es difícil ser constante pero para conseguir serlo hay que ejercitarse. Una veces las cosas saldrán genial tal y como querías, otras veces quizá dejen bastante que desear pero ante todo, nunca, nunca hay que tirar la toalla.

Hasta aquí mis razones para que no te desanimes incluso si de vez en cuando las entradas de tu blog te quedan un poco más parecidas a un churro que a un pastel.

Espero que este post no te haya parecido demasiado flojo. Por si acaso, para compensar, te dejo dos entradas muy buenas de dos compañeros blogueros:

¿Por qué he publicado una mierda de post? De Diego Artola.

¿Cómo escribir un post en 20 minutos? De Víctor Campuzano. Por cierto, Víctor, éste lo he escrito en 29 minutos, ¿no está mal, eh?

 

Y ahora cuéntame, ¿has publicado alguna vez una entrada en tu blog que te parecía mala o no tan buena y finalmente te has alegrado de haberlo hecho? ¿Por qué? ¿En qué te ha ayudado?

 

¿Te ha gustado? Compártelo

6 thoughts on “Los posts flojos a veces también ayudan.

  1. Hola Itziar!!

    Que fuerte, 29 minutos es todo un record. Yo apenas he conseguido escribir en ese tiempo uno o dos en toda mi vida.

    Estoy totalmente de acuerdo contigo en lo de los posts flojos, como lo has llamado, que por cierto me parece un nombre genial.

    A veces tendemos a exigirnos siempre un poco más de lo que solemos hacer … Mentira, tendemos a exigirnos un poco más de lo mejor que hemos hecho hasta ahora. Esto puede bloquearnos.

    A veces un post flojo puede dar mejores resultados incluso que un post que piensas que “lo petará”. Yo he escrito posts casi llorando del poco tiempo, ideas, motivación y ganas que tenía y al final han terminado siendo muy bien recibidos.

    En fin, que gracias por la mención y por publicar este artículo porque es así, tal cual lo dices.

    Abracicos!! 🙂

    1. Itziar dice:

      Hola Víctor:

      Me alegro de que estemos de acuerdo aunque ya lo intuía por lo que te vengo leyendo habitualmente.

      Además, debemos tener en cuenta que lo que para nosotros puede parecer flojo, quizá para otro no lo sea. Hay que ser exigente con uno mismo pero sin pasarse.

      No me tienes que dar las gracias por la mención, tu artículo lo merecía.

  2. dice:

    Totalmente de acuerdo Itziar, un post mas ‘flojo’ permite experimentar con temas más ligeros, incluso amenos. Y si las fechas son de prevacaciones o vacaciones creo que es inevitable para no abrumar a un lector más desconectado.

    Gracias por el enlace 😉

    1. Itziar dice:

      Hola Diego:

      Es verdad, también hay que tener en cuenta las fechas en las que te encuentras y el hecho de que puede ser que un lector habitual en otras fechas aproveche el periodo vacacional para aflojar un poco y dedicarse a otras actividades. Hay que tratar de ponerse siempre a su altura.

  3. dice:

    Hola Itziar!
    La cuestión es determinar qué considera cada uno un post flojo. ¿Uno al que le has dedicado un 25% del tiempo que dedicas habitualmente?, ¿uno que escribes sin motivación?, ¿uno que no llega a las 1.000 palabras? ¿o quizá uno cuya temática no es muy conocida?
    Estoy totalmente de acuerdo con Víctor. Tendemos a exigirnos demasiado y si no pisamos el freno puede ser muy perjudicial porque nunca será suficiente.

    Además, como muy bien dices, ese tipo de post (vamos a llamarlos “diferentes”) pueden ayudarte a mejorar y ver qué es lo que mejor encaja con tus lectores. ¿Y si estabas empeñado en hacer mega-post y resulta que a tus seguidores les van más los post más cortitos o visuales?
    Es una prueba genial para mantener la mente activa y comprobar los gustos de los demás. Ya no se trata de lo que te gusta a ti, sino de lo que te piden los demás y encontrar un punto de equilibrio entre ambas posturas.

    En cualquier caso ¡este post no es flojo ni por asomo! La calidad en tus textos permanecerá siempre, Itziar. Sean más cortos, más largos o escritos en tiempo récord. Fíjate, esto es una prueba más de tu calidad como profesional: alguien que escribe un post en menos de media hora se merece todo un reconocimiento. ¡Oooooole!

    Un abrazote guapa y feliz finde!!!

    1. Itziar dice:

      ¡Hola Bea!

      Me alegro de que te haya parecido que no es flojo. La verdad es que tienes razón en que lo primero que hay que hacer es determinar qué es realmente un post flojo. De alguna manera yo pienso que es, sean cuales sean sus características, un post que quizá no genere interés en los lectores, aunque es cierto que para gustos los colores y que lo que para uno es interesantísimo para otro puede ser un auténtico tostón.

      Creo que es verdad que de vez en cuando está bien hacer cosas diferentes para poner a prueba nuestra capacidad y para encontrar lo que mejor encaja con el gusto de nuestro público.

      Un beso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *