Qué hacer durante las vacaciones blogueras

vacaciones blogueras

 

Pues a lo tonto a lo tonto, hace ya más de un mes que comenzó el verano y antes de que nos demos cuenta se habrá pasado ya más de la mitad. Pero que no cunda el pánico, todavía estamos en julio aunque le quedan dos telediarios y en unos pocos días se plantará aquí el señor agosto, mes que para muchos es el mes de vacaciones por antonomasia.

A lo largo de casi toda mi vida me he marchado unos días de vacaciones en agosto. Este año no tengo un trabajo remunerado pero creo que después de más de 6 meses con “Social Media sin enredos” y 29 entradas publicadas, 30 con ésta, me merezco unas vacaciones… blogueras.

Continue reading  

El tamaño importa en un post. Mis preguntas para ti

 

cita preguntas

 

Hoy no vengo a dar respuestas (no sé si alguna vez lo he hecho, espero que sí). Hoy vengo a hacer preguntas.Como estoy totalmente de acuerdo con la cita de Albert Einstein que encabeza este artículo, me hago una pregunta, o mejor dicho, te hago una pregunta ¿Cuál es la longitud ideal de una entrada en un blog?

Continue reading  

Por qué debes comentar en esta entrada

cita diálogo

 

No te asustes, no me quiero poner exigente ni mandona. Pero estoy segura de que lees multitud de blogs y comentas en muy pocos, si es que lo haces, ¿A que sí? No te preocupes, a mí también me pasa. La verdad es que llevamos una vida tan acelerada que estamos leyendo un post y ya estamos pensando en el siguiente que tenemos que leer o en la próxima cosa que tenemos que hacer. Y eso no es vida.

Por eso en esta entrada pretendo darte argumentos para convencerte de que debes comentar más en los blogs que lees, incluyendo éste 😉

EMPIEZO POR DARTE UNOS DATOS…

Este blog lleva activo poco más de 4 meses y medio. En este tiempo he publicado 21 entradas (ésta será la número 22), una por semana, ¡Felicítame por mi constancia en los comentarios ;)! Y he recibido 39 comentarios. Como ves, son pocos. No llegan a 2 por post. Y eso contando los que yo misma he escrito para contestar a los que me han dejado: Aquí tienes otra razón para comentar: ¡Siempre contesto! Alguna vez puede que tarde un par de días, pero siempre lo hago.

Si acudo a las estadísticas que Google Analytics me da sobre mi blog veo que las entradas más visitadas en el último mes han sido:

Dos de estos 3 artículos, dos están categorizados dentro de “Redacción” por lo que veo que es uno de los temas que más gustan a mis lectores. Quizá porque también es uno de los temas en los que más experiencia tengo ya que he trabajado como redactora durante más de 7 años. Pero voy al grano, que ya me estoy yendo por las ramas, como siempre.

No recibo tantos comentarios como me gustaría, así que me he decidido a escribir este post dándote razones para que me los dejes y ver si así el blog bate su propio récord de comentarios recibidos. ¡Alla voy!

POR QUÉ DEBES COMENTAR EN ESTE POST

egocentrismo

  1. Por egocentrismo: Sí, venga, reconócelo, a ti también te gusta que te tomen en cuenta. Puede que seas un lector asiduo a mi blog y si es así, como diría @jjdiazaparicio “quiero conocerte”. Seguro que a ti también te gusta que te conozcan y a lo mejor no sabes muy bien cómo darte a conocer a una desconocida como yo… ¡Qué mejor que con los comentarios!
  2. Porque es posible que tú también tengas un blog o una página web: Si me dejas un comentario, verás que en el formulario hay un espacio para que dejes la dirección de tu blog o web y una vez hecho esto te aseguro que soy una persona curiosa (me gusta más esta denominación que la de “cotilla”) y antes o después pincharé en ese enlace y curiosearé un poco por tu página que además es posible que me encante. Con lo cual sólo por haberme dejado el comentario ya estás incrementando las visitas a tu sitio.
  3. Porque te gusta ejercer tu derecho a la libertad de expresión: Sí ésa que está reconocida en el artículo 20 de la Constitución y que muchas veces nos quejamos de que no nos dejan ejercer como es debido, ¡Vaya ahora me ha salido la vena de jurista! Pues si alguna vez te has quejado de esto, te anuncio una buena noticia: No coartaré tu libertad de expresión, claro, eso siempre que no me hagas spam ni me faltes al respeto. Aceptaré todas tus opiniones y críticas aunque no las comparta.
  4. Por reciprocidad: Está claro que lo mejor es hacer el bien sin esperar nada a cambio pero para qué nos vamos a engañar, un poco interesados sí que somos, ¿A que sí? ¿A que a ti también te gustaría que tu blog recibiera más comentarios? Pues una buena forma de empezar a conseguirlos es dejar comentarios en otros blogs cuyos autores seguramente te devuelvan la visita y el comentario. Prueba y verás que es una regla que casi siempre funciona.
  5. Porque eres una persona realmente participativa: Te encanta dar tu opinión y participar en todo aquello que te interesa, y este blog te interesa, ¿A que sí? Pues me puedes contar en los comentarios que es lo que más y lo que menos te gusta de él, seguro que me sirve de mucho y al mismo tiempo tú te quedas a gusto. Creatividad
  6. Porque eres una persona con muchas ideas: Ideas que seguro que me pueden ayudar a crear nuevos contenidos para el blog. Coméntame de qué te gustaría que hablase, qué otros temas crees que podrían encajar bien en el blog, por qué te interesan, qué echas en falta…No te puedo asegurar que vaya a llevar a la práctica todas tus propuestas (es probable que no sepa ni media palabra de algunos de los temas que me plantees) pero sí que te prometo escuchar tus propuestas e interesarme por esos temas que sugieras y sean hasta ahora desconocidos para mí.
  7. Porque este blog no tiene sentido sin la participación de sus lectores: No abrí este blog con la intención de dar clases magistrales desde esta tribuna, ¡Dios me libre! No tengo nada en contra de las clases magistrales pero no me considero lo suficientemente ducha en la materia como para poder impartirlas. Lo abrí fundamentalmente para aportar algo desde mi humilde posición a este mundillo y para seguir aprendiendo. Aprendiendo de ti, de lo que me puedas aportar con tus comentarios.
  8. Porque eres muy buena gente y me quieres ayudar a cumplir mi objetivo: Sí, el objetivo ése que te he dicho antes de que esta entrada bata el récord de comentarios del blog. Bueno, si te soy sincera también me vale que comentes en entradas anteriores que se encuentran muy solitas y huérfanas de comentarios. Y por supuesto, en todas las que vendrán a partir de ahora.
  9. Porque quieres que este blog siga adelante. Y no te preocupes, va a seguir. No soy de las que se rinden fácilmene pero reconozco que siempre viene bien recibir un empujoncito por parte de tu público. Ya he comentado alguna vez por aquí que soy gran aficionada al teatro y como tantas veces dicen los artistas: a todos nos gusta que nos quieran. Los comentarios son a un blog lo que los aplausos a una obra de teatro, la gasolina que nos ayuda a seguir al pie del cañon día tras día ( en este caso semana tras semana), y en este caso ni siquiera hace fata que sean comentarios positivos, aunque ésos siempre se agradecen 😉
  10. Porque te has sentido identificado conmigo en todo lo que digo en esta entrada. También puedes comentar para decirme eso, que siempre sabe bien no sentirse solo y saber que no eres el único al que le pasan determinadas cosas y las sientes de una determinada forma.

Bueno, creo que ya te he dado razones suficientes, para que me dejes un pequeño regalito en el formulario de aquí abajo, ¿No?

6 refranes aplicables a tu blog

cita refranes

Si me lees habitualmente seguramente ya sabes que me encantan los refranes. Y ahora no me vengas con eso de “mujer refranera, mujer puñetera” porque ése es uno de los pocos refranes con los que no estoy de acuerdo.

Creo que los refranes son una fuente muy importante de sabiduría popular y que de ellos podemos extraer enseñanzas para casi cualquier ocasión. Así que el otro día estaba yo pensando a qué dedicar mi entrada de Semana Santa, una época tan popular y de tanto arraigo en nuestro país, y me dije: ¡A los refranes!

Así que aquí me tienes, buscando en un libro que tengo desde que cumplí ocho años y que se llarefranes aplicables blogma “Los 200 refranes más famosos del idioma castellano” (por cierto, si lo quieres comprar lo tienen en iberlibro) cuáles pueden ser aplicables al hecho de escribir y mantener un blog. Y como ya te digo que existen refranes para todo, he encontrado unos cuantos. Vamos a ver si sus enseñanzas nos sirven enel arte del blogging.

LO QUE LOS REFRANES NOS PUEDEN ENSEÑAR SOBRE EL ARTE DE BLOGUEAR

 

  • A Dios rogando y con el mazo dando: Ya que estamos en Semana Santa qué mejor que empezar con un refrán que menciona al altísimo. Mi libro dice al respecto que

 “para poder llegar al final de un camino hay que empezar por andarlo…debemos recurrir a nuestro tesón, a nuestro trabajo… para conseguir lo que pretendemos”

Y yo digo: “Amén”. Si quieres escribir un blog: adelante. Ponte manos a la obra, pero ten en cuenta que las visitas no te llegarán como por arte de magia sino que tendrás que echarle ganas, cariño y constancia. Si perseveras, seguro que tu blog te reportará muchísimas satisfacciones.

  • El que mucho abarca, poco aprieta: Este refrán nos aconseja sabiamente que concentremos nuestros esfuerzos en un solo punto si queremos conseguir eficacia.

En el terreno del blogging pasa un poco lo mismo. No pretendas especializarte en demasiados temas porque probablemente acabarás no sabiendo lo suficiente de ninguno de ellos. Es mejor que te centres en aquello que te apasiona y en lo que verdaderamente destacas. Seguro que así podrás ofrecer un punto de vista mucho más interesante y útil a tus lectores.

  • Más hace el que quiere que el que puede: Aquí la editorial Susaeta introduce una matización:

“Hace más el que quiere…y puede, que el que puede…y no quiere…para conseguir algo es esencial querer conseguirlo”

Muy cierto. Pues bien, si tú te has planteado tener un blog o incluso si ya has comenzaddo tu andadura con él, ya tienes la mitad del camino andado. Si te has decidido a hacerlo seguro que es porque sabes que tienes posibilidades de administrarlo con éxito, ahora sólo te queda ponerte manos a la obra con tesón.

refranes aplicables blog

  • Más vale pájaro en mano que ciento volando: Y vuelvo a citar mi bendito libro que tanto me está sirviendo para escribir esta entrada:

“No hay que dejar lo cierto por lo dudoso, aunque lo último parezca mucho mayor o mejor que lo primero”

Soy consciente de que este refrán tiene muchos detractores, precisamente por ese otro que se suele utilizar de que “El que no arriesga no gana”. Pero vamos a ver cuál puede ser su aplicación al mundo de los blogs:

El pájaro en mano podrían ser tus seguidores fieles, sí, esos que te leen siempre y que comparten tus contenidos en redes sociales cuando les resultan interesantes. A ésos hay que cuidarlos para no perderlos, puede que sean pocos pero siempre están ahí y eso ya vale mucho.

No te olvides de ellos y los cambies por esos cientos que van volando y que a lo mejor son grandes influencers y un retweet de ellos valdría un mundo, pero… ¿Te serían fieles o sería sólo un “si te he visto no me acuerdo”? Valóralo.

  • No dejes para mañana lo que puedas hacer hoy: Seguro que éste te lo han dicho muchas veces, sobre todo siendo peque. A mí por lo menos sí. Voy con la cita:

“Para poder terminar las cosas, habrá que empezar a hacerlas cuanto antes”

Pues eso, más claro: agua. Si sabes que tienes que escribir una entrada para mañana y ya sabes sobre qué va a versar, lo mejor es que te pongas a ello cuanto antes. Cuando la termines te sentirás mucho más satisfecho contigo mismo y podrás disfrutar mucho más de todas las demás actividades que tuvieras planeadas o incluso de ese gran placer que es a veces el no hacer nada 😉

Así que ya sabes: ¡Manos a la obra!

Eso sí, si todavía no sabes de qué quieres escribir a lo mejor te ayuda mi entrada de la semana pasada.

  • Cuando las barbas de tu vecino veas pelar, pon las tuyas a remojar: Se trata de lo que se suele llamar escarmentar en cabeza ajena.

Debes estar siempre muy atento a tu competencia, aunque yo prefiero llamarlos tus compañeros blogueros, y observar con atención qué es lo que publican en sus blogs y si ese contenido tiene éxito o no. A partir de ahí podrás tomas ideas para crear tu propio contenido o bien para evitar aquél que no ha conseguido la repercusión deseada.

Para esto tambien te puede ser muy útil la herramienta de Buzzsumo de la que ya te hablé un poco la semana pasada. Con ella podrás ver qué temas son los que consiguen mayor viralidad en las redes sociales.

¿Qué? ¿Te han gustado estos refranes? ¿A que no se te había ocurrido aplicarlos a tu blog? Pues ya sabes, un buen refrán puede tener cientos de años de historia pero es aplicable hasta a las más modernas tecnologías y formas de comunicación. Por cierto, vuelvo a repetir que todas las citas de este post están sacadas del libro “Los 200 refranes más famosos del idioma castellano” de la editorial Susaeta de 1985.

Bueno, pues nada más, termino por hoy para que te puedas ir a disfrutar de la Semana Santa como más te apetezca. Antes, eso sí, una pregunta: ¿Se te ocurren otros refranes aplicables al hecho de escribir en un blog? Pues déjamelos en los comentarios, anda.

Cómo puedes encontrar inspiración para tu blog

cita inspiración

El otro día estaba yo pensando sobre qué tema escribir la próxima entrada de mi blog y no se me ocurría nada. Bueno no, miento. Sí que se me ocurrían cosas pero no me parecían lo suficientemente atractivas y las desechaba, así que al final me dije: ¿Y por qué no escribes sobre cómo inspirarse para escribir en el blog? Esa idea que me sopló Pepito Grillo me pareció bastante buena así que aquí estoy, redactando este post sobre cómo encontrar inspiración para escribir en el blog.

 Supongo que si tienes un blog, a ti también te habrá pasado, porque al fin y al cabo, no somos perfectos y todo el mundo puede tener un mal día en el que se encuentra falto de ideas y no sabe por dónde salir para solucionarlo. Creo que los blogueros también experimentamos de vez en cuando (por no decir siempre) eso que entre los escritores y otro tipo de creativos se conoce como “El síndrome de la página en blanco”. Seguro que sabes perfectamente lo que es, pero por si quieres tenerlo aún más claro te dejo este artículo de la Wikipedia en que lo explica muy bien.

 Pero bueno, a lo que iba que ya me estoy yendo por las ramas como casi siempre. Aunque ahora que lo pienso: ¿A google le gustan los artículos largos, no? ;). De todas formas, será mejor que me centre en lo que te quería contar y vaya al grano, te voy a exponer aquí algunas de las técnicas que yo utilizo y que considero bastante efectivas a la hora de encontrar inspiración para escribir en el blog. Espero que te sean útiles porque si no… ¡Apaga y vámonos!

encontrar inspiraciónTÉCNICAS PARA ENCONTRAR INSPIRACIÓN

  • Lee todo lo que caiga en tus manos: Yo en principio, cuando trato de inspirarme para escribir en este blog tiendo a leer blogs de la misma temática, es decir, redes sociales, marketing digital, social media… Pero lo cierto es que las musas son caprichosas y nunca se sabe qué puede ser lo que va a alimentarlas para hacerlas aparecer: un artículo en una revista, una novela, un ensayo, poesía, una recopilación de citas inspiradoras. Creo que para escribir es fundamental leer y además, te puede dar muchas ideas.

Eso sí, no te limites a leer cuando tratas de despertar a las musas. Hazlo siempre, porque de esta manera tu cerebro y tu creatividad se mantendrán mucho más activos. Otra advertencia: No confundas inspirarte con copiar.

  •  Introduce pequeños cambios en tus rutinas diarias: Si haces siempre lo mismo es normal que llegue un momento en que tu cerebro se harte y diga: ¡Hasta aquí! Por eso es conveniente probar a hacer cosas distintas en tu día a día: hacer las compras en una tienda diferente, pasear por una nueva ruta, escuchar un género músical que no habías saboreado hasta ahora… Puede que te parezca absurdo pero cualquiera de estas pequeñas cosas pueden hacer que salte ese “clic” tan necesario en tu cabeza para que se te ocurran nuevas ideas.
  •  Escribe cualquier cosa: Si lo que buscas es encontrar inspiración para escribir, haz caso a Picasso y trata de que la inspiración te pille realmente trabajando. Y ahora me dirás, “¡Pero si precisamente estaba leyendo este post porque no se me ocurre que escribir!” Ya lo sé, por eso te digo que escribas cualquier cosa: lo que te venga a la cabeza aunque no tenga nada que ver con la temática sobre la que debes escribir. De esa manera, al volcar tus pensamientos por escrito, tu mente se pondrá en modo on en lo que a escribir se refiere y es probable que te lleves algunas sorpresas bastante agradables. En este sentido, escribir un diario o algo similar puede ser una buena idea.

 Eso sí, no tergiverses mis palabras: he dicho que escribas cualquier cosa, no que publiques cualquier cosa. Una cosa es escribir tonterías para encontrar inspiración y otra publicar sin pensar un material que no tenga interés para tus lectores. Antes darle al botón de publicar usa siempre la cabeza.

Al hilo de este consejo también te diré que cuando se te ocurra un posible tema de escritura lo anotes rápidamente estés donde estés. Yo utilizo para ello una aplicación muy simple en mi smartphone que se llama “ColorNote”. No sabes la de ideas que puedes acumular de esta forma para tener en la recámara.

  •  Navega por Instagram y Pinterest: A veces son las palabras las que nos sugieren imágenes, pero otras veces ocurre al revés y es aquello que nos entra por la retina lo que consigue que se nos ilumine la bombillita para escribir un gran discurso.

En este sentido la red nos ofrece dos herramientas que desde mi punto de vista son inmejorables para encontrar imágenes de todo tipo y realmente maravillosas: Instagram y pinterest.

Para navegar por instagram te sugiero que utilices Iconsquare  donde sólo tienes que loguearte con tu cuenta de Instagram para poder buscar cualquier tipo de contenido en la red social simplemente escribiendo un hashtag o una temática en el buscador.

 En el caso de Pinterest, tiene un buscador que es muy efectivo cuando introduces cualquier tipo de temática. Puedes encontrar multitud de tableros casi sobre cualquier cosa que se te ocurra. Además, si descubres alguno realmente inspirador te puedes hacer seguidor para tener una fuente de inspiración siempre a mano.

  •  Utiliza Buzzsumo:  Ésta es una herramienta muy sencilla de utilizar y que a mí me da muy buenos resultados: basta con que escribas en el buscador las palabras clave del tema sobre el que quieres escribir y te aparecerán los artículos más compartidos en redes sociales sobre ese tema. Leyéndolos podrás inspirarte para escribir tú algo en la misma línea, pero repito: ¡Sin copiar!

En la versión gratuita de la herramienta sólo te aparecerán 10 resultados de cada tema que introduzcas, pero si varías las búsquedas puede ser más que suficiente.

 pregunta inspiración

  • Pregunta a tu audiencia: Esto siempre es efectivo. Al fin y al cabo tú escribes para que te lean, ¿A que sí? Pues, ¿Qué mejor que preguntar a tus lectores qué es lo que les gustaría encontrar en las próximas entregas de tu blog? Cuatro ojos ven más que dos y muchas cabezas piensan más que una así que seguro que tus seguidores te dan ideas que ni se te habían pasado por la cabeza.

 Además, de esta forma matas dos pájaros de un tiro (y que conste que estoy en contra de la violencia), encuentras inspiración y das a tus lectores algo que te han pedido demostrando que les escuchas y tienes en cuenta sus opiniones. Seguro que a partir de ese momento te querrán todavía más.

 Y TÚ, ¿CÓMO ENCUENTRAS INSPIRACIÓN?

Espero que todas estas técnicas o al menos alguna de ellas te resulten efectivas y te proporcionen la inspiración que necesitas para que tu bitácora no caiga en el olvido.

De todas formas, estoy segura de que hay muchas más cosas que se pueden hacer para encontrar inspiración así que no me puedo resistir a pedirte quE me dejes en los comentarios cuáles son las técnicas que tú utilizas cuando andas falto de inspiración. Seguro que entre todos completamos un buen catálogo 🙂