Apps y redes sociales solidarias

¿Te ha gustado? Compártelo

Apps y redes sociales solidarias

Hace ya unas cuantas semanas que me puse un poco negativa y en este artículo te contaba cuál es el lado oscuro de la tecnología, ¿te acuerdas?

Bueno, pues esta vez quiero compensar y de alguna forma hacer lo contrario, porque la tecnología también nos puede ayudar a mejorar las relaciones con nuestros semejantes y a solidarizarnos con ellos. Por eso te voy a presentar algunas apps, webs y redes sociales que nos están ayudando a ser más solidarios, ¿o quizá no?

EL TERCER SECTOR

Seguramente muchas veces al hablar de solidaridad has escuchado hablar del tercer sector pero… ¿Qué es realmente el tercer sector? No, no es una tercera dimensión ni una fase en la que vayamos a tener encuentros extraterrestres. Se habla de tercer sector simplemente por oposición al sector privado y al sector público. Viene a ser una especie de cajón de sastre donde estarían incluidas todas las entidades sin ánimo de lucro y las organizaciones no gubernamentales u ONG.

Una vez aclarado esto, voy a tratar de hacer un poco de historia, pero tranqui que no voy a darte una charla infumable (o eso espero). Simplemente quiero mencionar que hace ya mucho tiempo que las ONG se dieron cuenta de la fuerza que la tecnología podía imprimir a sus acciones, y así nacieron las ciberacciones: una de las primeras y más importantes que se lanzaron en España fue la que Amnistía Internacional puso en marcha para salvar a una mujer nigeriana, Safiya, de ser lapidada, ¿lo recuerdas? Bueno, pues ése fue sólo el principio.

A partir de ahí han surgido muchas iniciativas similares que a través de internet, apps móviles y redes sociales han conseguido captar la solidaridad de la población.

En este tiempo han llegado a nosotros los smartphones y con ellos muchas ONG se han decidido a desarrollar sus propias aplicaciones o apps solidarias. Ha quedado demostrado que lo que mejor funciona es utilizar una app distinta para cada proyecto solidario, puesto que es más fácil instar a la gente a colaborar para lograr un objetivo concreto. Veamos algunas.

APPS SOLIDARIAS

  • Ufeed:

apps solidarias

Esta app apela a nuestro sentido de la solidaridad y nuestro espíritu de sacrificio. ¿A que has pensado muchas veces que con el dinero que gastarías en un “pequeño capricho” varios niños podrían alimentarse en el tercer mundo? Pues no lo pienses más y actúa. Puedes renunciar a ese caprichillo y destinar su valor en dinero a la ONG que elijas.

Esta app te permite elegir a qué país hacer la donación y a través de que ONG distribuirlo. Está disponible tanto para iOS como para Android.

  • Hazlo posible: Otra app que me gusta mucho mucho es ésta, disponible también para iOS y Android, te permite filtrar por localidad y tipo de voluntariado para descubrir qué cosas puedes hacer en tu localidad que ayuden a construir un mundo mejor. Así que si quieres ayudar, ya no tiene excusa por no saber qué puedes hacer.
  • Charity miles: Ésta es muy curiosa si eres de los que no puede pasar sin su sesión de entrenamiento diaria o también si necesitas un empujoncito para salir a hacer ejercicio. Puedes elegir entre correr, caminar o andar en bici, después decides a qué causa quieres dedicar tus donativos y la app, utilizando el GPS de tu móvil, convertirá los kilómetros que hagas en dinero contante y sonante. Hacer ejercicio nunca fue tan útil.

Pero no sólo los desarrolladores de apps se han puesto las pilas para captar la solidaridad de los usuarios. También en las redes sociales se han creado grupos, hashtags o iniciativas dedicadas a ayudar a los que más lo necesitan.

Para hablar de ellas me voy a centrar en este caso, en los refugiados sirios que en las últimas semanas están recorriendo Europa como una auténtica marea humana, tratando de escapar de la triste realidad de su país.

REDES SOCIALES SOLIDARIAS

  • Flüchtlinge Willkommen (Bienvenidos refugiados): Aquí ha sido Alemania la que ha dado el primer paso. Todos conocemos la plataforma Airbnb que valiéndose de la economía colaborativa facilita a los viajeros el alojarse en casa de otra persona por un módico precio conviviendo con el anfitrión.

redes sociales solidarias

Pues bien, tomando ejemplo de este sistema, Alemania ha creado “Bienvenidos refugiados“, una web donde los que tienen sitio en sus casas ofrecen alojamiento a los refugiados. Parece que la iniciativa está funcionando muy bien y ya se está poniendo en marcha en otros países.

  • Grupos de Facebook: Como ya sabes, todo el mundo puede crear un grupo en Facebook y la situación de emergencia actual ha llevado a multitud de usuarios y organizaciones a crear grupos en esta red social para ofrecer ayuda a los refugiados.

Desde alojamiento hasta consejos para que realicen su itinerario de forma más rápida y segura.

Quizá por esta razón, uno de los elementos más valiosos del equipaje de estos miles de Sirios, es su teléfono móvil a través del que pueden contactar con sus amigos y familiares y obtener la información necesaria para alcanzar el objetivo de su viaje.

OTRAS FORMAS EN QUE INTERNET Y LAS REDES SOCIALES HAN AYUDADO

Numerosas imágenes de situaciones trágicas y catastróficas han dado la vuelta al mundo gracias a la difusión obtenida en las redes sociales.

Un claro ejemplo en los últimos tiempos ha sido ese vídeo en el que se veía como una periodista húngara ponía la zancadilla a Osama, un refugiado sirio que avanzaba con su hijo pequeño en brazos. Pues bien, esas imágenes viajaron por todo el mundo y ayudaron a la población a poner cara y nombre a una de esas personas que se encuentra en situación de necesidad. Afortunadamente, la historia para Osama tuvo un final feliz y ya está en España donde la Escuela de entrenadores de Getafe le ha prometido un empleo.

También los programas de televisión han sabido darse cuenta de la ayuda que puede suponer internet para llevar a cabo iniciativas de carácter benéfico:

Hace poco Pablo Motos sufrió un accidente en un brazo que le obligó a llevar un cabestrillo durante un tiempo. Pues bien, se le ocurrió ocurrió poner a mal tiempo buena cara y transformar ese contratiempo en una acción solidaria.

Pidió a varios de sus invitados que firmasen el cabestrillo que luego se subastaría en ebay. De esta manera se consiguieron 4.400,40 euros que han sido donados al Padre Ángel y su organización Mensajeros de la Paz. Así que como ves, plataformas de internet para la compra y venta de objetos también pueden tener fines solidarios.

Pero todo esto también me lleva a hacerme y hacerte una pregunta:

¿SOMOS REALMENTE SOLIDARIOS O ES SÓLO POSTUREO?

Hace poco leía una entrevista a Ismael Serrano en la que hablaba de un falso activismo que se ve favorecido gracias o por culpa de las redes sociales. ¿Acaso nos quedamos tranquilos sólo con difundir esas imágenes y hacer peticiones en internet? ¡Cuidado! Las redes sociales no deben ser sólo una manera más de tranquilizar nuestra conciencia y permitirnos a la vez seguir con nuestra vida como si nada.

En este sentido quería recomendarte un artículo que el otro día publicaba en un periódico gallego y en su blog @manolorodriguez . El artículo en cuestión es éste:

El clicktivismo o la rebeldía en redes sociales desde el sofá

Léelo y después ya comentamos. Y ya puestos a comentar también me puedes dejar en los comentarios qué te parece esto de la solidaridad a través de apps, internet y las redes sociales. ¿Crees que es solidaridad real o ficticia? ¿Has practicado este tipo de solidaridad? ¿Has recibido ayuda a través de estos medios? Estaré encantada de que se genere un auténtico debate aquí debajo en los comentarios.

¿Te ha gustado? Compártelo

2 thoughts on “Apps y redes sociales solidarias

  1. dice:

    Hola Itziar!!
    La verdad es que este tema da para hablar largo y tendido. Hay mucho, pero que mucho postureo en la actualidad, pero yo me quedo con una cosa: no sé en el resto de países, pero en España hay mucha solidaridad. España es un pueblo solidario y eso no hay quien me lo quite de la cabeza.
    Aún recuerdo el llamamiento de las autoridades sanitarias en 11 de Marzo de 2004 en el que pedían a la gente que no donase más sangre porque se habían cubierto las reservas durante varios meses… recuerdo esas colas de gente que iba a los hospitales para donar después de los atentados…
    Recuerdo cómo la gente se desvivía hace dos años con los heridos del tren de Santiago… Hay mucho postureo, pero hay mucha solidaridad.

    Las redes sociales se están convirtiendo en un altavoz increíble para este tipo de causas. Por ejemplo, el año pasado todos los famosillos grabaron un vídeo con el reto del cubo del agua. Muchos lo hicieron por puro postureo, otros como Charlie Sheen o Patrick Stewart donaron bastante dinero… pero al margen de ese postureo consiguieron que la ELA se diera a conocer y las donaciones anónimas crecieron una barbaridad.
    Sí, hay mucho “soy guay y me sumo a esta causa”, pero si gracias a que X personas fingen ser solidarios se consiguen ciertas metas para ayudar a los demás… ¡bendito postureo! No es justificable, pero hay que sacarle el lado positivo.
    Creo que también la gente necesita un poco más de información. Por ejemplo, las donaciones de médula ósea han alcanzado cifras de récord y actualmente están en unas 3.000 donaciones al mes. Y todo gracias a campañas de concienciación e información (donar médula no duele!!) Si a las personas se les informa de qué se hace con lo que se les pide, cómo funciona… creo que se pueden conseguir más reacciones positivas.

    Bueno chiquitina, te voy dejando que me lío y no paro, jejeje!!

    1. Itziar dice:

      ¡Hola Bea!

      Estoy totalmente de acuerdo con lo que dices. No hay duda de que España es uno de los países más solidarios de Europa y para una cosa en la que estamos en cabeza hay que decirlo 😉

      Yo creo, como he dicho en el post, que las redes sociales y las nuevas tecnologías sí nos hacen más cómodo o más rápido el ser solidarios y la solidaridad venga de donde venga, bienvenida sea. Aunque eso no quita para que de vez en cuando nos tengamos que parar a reflexionar un poco y ser conscientes de que no es suficiente con dar un RT o un “me gusta”, que si podemos hacer algo más tenemos que ir más allá.

      No te preocupes por enrollarte, me encantan tus comentarios 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *