Animales en publicidad: ¿Por qué son tan efectivos?

¿Te ha gustado? Compártelo

animales en publicidad

Nunca fui una niña que pedía muchos regalos pero sí hay algo que pedí durante años, desde que aprendía a hablar hasta los 9 años en que por fin lo conseguí (creo en la insistencia): un perrito. Me costó convencer a la familia pero finalmente Alai, un pequeño caniche apricot de sólo 5 semanas llegó a nuestras vidas y nos acompañó durante 14 años. Hace ya más de 11 años que se fue al cielo pero al menos yo lo recuerdo cada día. Pensando en él y reflexionando un poco me he dado cuenta del peso que los animales tienen en publicidad y me he propuesto analizar la causa.

¿POR QUÉ TRIUNFAN LOS ANIMALES EN PUBLICIDAD?

  • Porque despiertan nuestro lado más tierno: Aquí entra en juego una vez más el marketing emocional. En nuestra sociedad hay cada vez más gente sensibilizada con los animales, verlos en la pantalla (sobre todo si son cachorros o crías) nos recuerda nuestro amor por ellos y hace que una serie de sentimientos positivos se activen en nosotros a la vez que recibimos el mensaje del anunciante.

Te lo confieso: a mí cada vez que veo al perrito de Scottex, ¡me entran unas ganas de achucharlo…!

  • Impactan en un target muy amplio: Este punto está íntimamente relacionado con el anterior. A lo mejor la tuya es una marca que no tiene del todo claro quién es exactamente su público objetivo o tal vez es que se trata de un público muy amplio. En ese caso no tienes nada que perder: hombre y mujeres adultos, niños, ancianos seguro que todos se fijan en el anuncia si aparecen animales en él, ¿será porque somos conscientes de que tenemos muchas cosas en común con ellos? Llámalo egocentrismo o como quieras, pero funciona.
  • Son recordados durante más tiempo: Vamos a hacer una prueba, ¿Cuántas veces has visto un anuncio y al de dos minutos ya lo habías olvidado? Ahora piensa un poco en todos los anuncios que puedas recordar en los que los animales tienen un papel protagonista, ¿a que son un montón?

Pues ése es otro de los objetivos de la publicidad, ¿no? Permanecer en nuestra memoria. Las campañas protagonizadas por animales lo consiguen.

  • Son un recurso fácil para hacer humor: ¡Y ojo! Con lo de recurso fácil no quiero decir menos valioso. Es verdad eso que dicen de que cuando nos cuesta conseguir las cosas es porque merecen la pena pero… ¿Es que acaso no merece la pena sacarle una sonrisa a alguiente? También se dice que un día sin sonrisas es un día perdido. Otra vez a vueltas con el marketing emocional, si alguien se ríe con la campaña de tu producto ya tienes mucho ganado.

A mí como lectora me encantan los posts con ejemplos prácticos así que ahora que ya te he enumerado las causas por las que los animales en publicidad funcionan, voy a enseñarte algunos ejemplos.

ALGUNOS EJEMPLOS MUY EFECTIVOS DE ANIMALES EN PUBLICIDAD

  1. Campaña de TVE española con el perro Pipin: 

¡Anda que no ha llovido desde que Televisión Española lanzó esta campaña! En enero hará la friolera de 27 años. Sin embargo, yo todavía lo recuerdo con cariño y si tú eres más o menos de mi quinta seguramente también te acordarás.

Es curioso que una televisión haga publicidad para tratar de conseguir que los niños vean menos la tele y practiquen otras actividades, pero bueno, si lo piensas bien también ahora hay anuncios de televisiones tratando de promover una vida saludable. En este sentido creo que no ha habido campaña más impactante que ésta del perro Pipin que está triste porque su pequeño dueño ya no le hace caso. Seguro que mientras lo ves sueltas más de un “¡Ohhh!” Prueba, prueba y me lo cuentas.

2. Citröen: Historia de amor entre 2 perros

¿Quién podría no sentirse identificado con una historia de amor frustrada? En este caso Citröen utilizó este anuncio para crear un storytelling muy efectivo en el que su desafortunado y enamorado protagonista viajaba para su desgracia en el Citröen C3 que apenas tenía necesidad de repostar y por esa circunstancia perdía el contacto con su amada. Casi casi como Romeo y Julieta pero en versión perruna 🙂

3. Voltadol Forte: El gato como narrador

A veces tenemos la sensación de que nuestras mascotas son quienes mejor nos comprenden, ¿a que sí? Pues Voltadol lo sabe y por eso este adorable gatazo nos narra cómo ha sido el día de su dueña que aunque sufre de dolor articular cuando se echa la bendita pomada se queda como nueva y tiene cuerda para rato. ¿Crees que el anuncio sería igual de efectivo si eso mismo nos lo contara la dueña? Yo creo que no, al menos seguramente no recordaría el anuncio.

4. Pancho se forra

Seguro que a estas alturas del post ya sabes cuál es mi animal favorito. Y hablando de perros no me podía olvidar de súper Pancho, probablemente el animal más conocido de la publicidad en este país.

Seguro que tú también recuerdas los anuncios que protagonizaba y que cumplían a la perfección 3 objetivos: un storytelling efectivo, sacarte una sonrisa y sentir ternura por el pobre Panchito que estaba esclavizado por su egoísta dueño hasta que afortunadamente se fuga con el bote de La Primitiva. Imposible olvidarlo, ¿no?

Hasta aquí mi análisis de los animales en la publicidad pero no me puedo resistir a preguntarte: ¿Te gustan los anuncios protagonizados por animales? ¿Crees que cumplen con su objetivo? ¿Cuáles son tus preferidos? Si te apetece, cuéntamelo en los comentarios y así charlamos un rato.

¿Te ha gustado? Compártelo

4 thoughts on “Animales en publicidad: ¿Por qué son tan efectivos?

  1. dice:

    Hola Itziar!!
    Ains, me has partido el corazón al ver a Pipin. Qué campaña más bonita… ¡y lo que lloré por ese niño tan puñetero y frío!

    Los animales siempre despiertan ese lado más tierno. A mí, por ejemplo, no me gusta tener perros o gatos en casa, pero me parecen adorables y cada vez que voy a casa de mi cuñada me rebozo por el suelo con su pastor alemán (que pesa más que yo, ¡imagínate su tamaño!)

    A la memoria me vienen varios anuncios actuales, como el centro de planchado de Rowenta (que usa a una cacatúa) o los anuncios de Génesis (que aunque usan a animales creados por ordenador también tienen su punto) Y, aunque es algo específico para mascotas, me encanta el enfoque de Dentix y sus “dentaduras perrunas”, jeje!!

    Está claro que este tipo de campañas remueven algo en el interior y, por tanto, hacen que sean más fáciles de recordar. Es como un slogan chulo o una música determinada: lo asocias a una marca casi inmediatamente… de hecho, creo que tendrían que cambiar de raza al labrador y llamarle el perro de Scotex. ¡Qué guapo es!

    Aunque si me tengo que quedar con uno me quedo con Pancho. Un año conocí a un perro de esa raza y te aseguro que nos dio las mejores anécdotas de las vacaciones de verano. Aunque eso ya te lo contaré otro día. No quiero liarme, jijiji!!

    Un besazo compi!

    1. Itziar dice:

      Hola Bea:

      ¡Ja, ja, ja! Es verdad que al Labrador le tenían que cambiar el nombre de la raza.

      Yo creo que todos los que en aquel entonces éramos niños lloramos alguna vez con Pipín. Daban ganas de adoptarlo.

      Está claro que todo lo que despierta nuestra sensibilidad nos impacta y se queda con nosotros mucho más tiempo. Los anunciantes deben tenerlo en cuenta.

      Estoy deseando escuchar tus anécdotas vacacionales.

      Otro beso para ti.

  2. ¡Saludos Itziar!

    El artículo ha estado realmente divertido 😉 La verdad que los creativos publicitarios tienen una mente realmente privilegiada.

    Como bien dice Bea, los animales siempre nos sacan nuestro lado más afectivo, y por extraño que parezca, sus actitudes nos enseñan a ser más humanos.

    Y esto es solamente en el mundo de los anuncios, porque si nos ponemos a enumerar a empresas que utilizan animales en sus logotipos nos saldrían unos cuantos: Ferrari, Barcadí, Twitter…

    Aporto mi granito de arena con dos anuncios que a mi me encantaron: los anuncios de Mixta y el pato Willix o el de “Tu lo que estas viendo es un cerdo volando” 😀

    1. Itziar dice:

      ¡Hola Robert!

      Sí, desde luego la publicidad está plagadita de animales. Y claro que podemos aprender a ser más humanos gracias a ellos. Dicen que el hombre es el único animal que mata sin que sea para comer o para defenderse. Sólo con eso ya tenemos mucho que aprender de los animales.

      Es verdad que esos anuncios que mencionas eran muy divertidos y la prueba de su efectividad está en que todavía los recuerdas.

      Gracias por pasarte, Robert.

      Feliz semana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *